miércoles, 21 de octubre de 2009

Recuerdo de un traductor (VI)


Verdadera institución en la “época de oro” de las editoriales argentinas –vale decir, el lapso que va desde 1950 a 1970–, autodidacta y apasionado, Floreal Mazía (1920-1990) fue uno de los traductores argentinos más prestigiosos y prolíficos de todos los tiempos. Hijo de inmigrantes centroeuropeos, aducía que su inmensa capacidad para los idiomas –se manejaba perfectamente en cinco de ellos y en diecisiete dialectos– provenía del contacto con vecinos de múltiples rincones de la tierra, con los que había convivido en los conventillos del barrio de Villa Crespo, donde transcurrió su infancia. Fue poeta, narrador y periodista y, fundamentalmente, dueño de una sólida formación en español, base ineludible de todo buen traductor. Apasionado crítico de anteriores traducciones de Walt Whitman y de William Shakespeare y defensor de la riqueza de nuestro idioma, elaboró listas de términos extranjeros (sobre todo, en inglés), mal usados por comercio y publicidad. De él dijo el novelista Andrés Rivera: "Hasta hoy sigo siendo un lector voraz. Pero, después de una cantidad de libros (algunos muy malos) que escribí, tengo dos miradas para los libros. Una, la del lector, la del mero lector, la del adicto a la lectura. La otra es el ojo crítico. Y miro las traducciones. Hemos tenido muy buenos traductores, Jorge Luis Borges, Julio Cortázar. Hubo alguien que la historia tapó, que venía de las filas del Partido Comunista, Floreal Mazía. Excelente, a la altura de Borges y de Cortázar...".
.
Mazía tradujo a todos los grandes nombres de su tiempo para casi todas las editoriales argentinas y para algunas editoriales españolas, uruguayas y mexicanas, abarcabdi un espectro que fue desde las más prestigiosas a las más pequeñas. Una lista, incluso acotada e imperfecta como la que se presenta a continuación, permite dar una idea aproximada de su importancia en el mundo de la traducción en lengua castellana.

Entre otras obras, tradujo:

Para Sudamericana:

Extraño fruto, Lilian Smith, (1946);
Toque de queda, J. Stuart (1946);
Cuerpos viles/, Decadencia y caída/, Los seres queridos, Evelyn Waugh;
Mi vida de negro/, Los hijos del Tío Tom (1946)/, Escucha, hombre blanco (1954), El largo sueño (1961), Richard Wright;
La sabiduría de Laotsé (1952), Lin Yutang;
Cefalú (1948)/, Una Venus marina/, Limones amargos(1963), Lawrence Durrell;
Los artífices del derroche/, Los buscadores de prestigio (1962), Vance Packard;
Sirio (1961, Col. Minotauro), Olaf Stapledon;
La automación (1959), Friedrick Pollock;
Mundo de focas (1957), Frank Stuart;
De aquí a la eternidad (vuelta a publicar en Bruguera / Hispamérica), James Jones;
Mis seis presidiarios (1952), Donald Powell Wilson;
Experimento peligroso (1947), Margaret Carpenter;
Indigo (1947), Christine Weston;
El sonido y la furia (vuelta a publicar en Fabril / Planeta, España), William Faulkner;
El cuarto de Giovanni, James Baldwin;
Juego limpio, George Bertram;
Canciones de amor (1972), Lawrence Sanders;
Mundo sin fin, amén, Jimmy Breslin;
El sitio de Krishnapur (1973)/ Las hijas de los otros (1973), Richard Stern;
P.D. tu gato está muerto, James Kirkwood;
Skorpio (1975), W. Harrington;
Cartas de amor en papel azul, Arnold Wesker;
La muerte, el sueño y el viajero, John Hawkes;
El tirador, Glendon Swarthout;
Vacaciones, Stanley Middleton;
Después, Robert Anderson;
La inglesa romántica (1971), T. Wiseman;
Ellery Queen Mistery Magazine (11 números);
Kenny, Louis Bromfield

Para Hermes, (Sudamericana) México

La viuda, la monja y la cortesana (1952)/, Barba rizada y otros cuentos (1953), Lin Yutang;
Los mayas (1961), Charles Gallenkamp;
Y cabalga sobre un tigre (1953)/, Vino de la juventud (1958), Robert Wilder;
Lo justo y lo injusto (1957), James Gould Cozzens;
East River (1947)/, María/, Tránsito en la noche (1956), Scholem Asch;
Vida entre médicos (1953) Paul de Kruif;
Techo ilimitado (1955), Lloyd Morris y Kendall Smith;

Para Paidós

Después de la alienación (1968), Marcus Klein;
El teatro de la ira, John Russell Taylor;
Espíritu, persona y sociedad, George H. Mead;
Capacidad intelectual y calidad de educación, H. R. Luckert;
El psicoanálisis hoy, varios;
El orden político en las sociedades en cambio (1968), S. P. Huntington;
El arte del insano (1964), Ernst Kris;
La personalidad neurótica de nuestro tiempo, Karen Horney

Para Jorge Álvarez

Artaud, Maurice Blanchard;
Memorias del subsuelo (1970), Fiódor Dostoievski;

Para Huemul / CREA

Los modeladores de hombres, Vance Packard;
Los enfermos que nos gobiernan/, Las revoluciones de México, Américo Nunes;
Inflación, J. S. Flemming;
El factor cero, William Oscar Johnson;
La vida secreta de Hitler/, El hombre que perdió la guerra, Glenn Infield;

Para Tiempo Contemporáneo

Los ejércitos de la noche (1970)/, Cuentos/, Miami y el sitio de Chicago, Norman Mailer;
Cuentos policiales de la serie negra/, El simple arte de matar, Raymond Chandler;
Una mortaja (1973), Charles William

Para Ariadna

Dar Sbitar/, El incendio (1957), Mohammed Dib

Para Quetzal

El diario de un pillastre, Alexander Ostrovski (1957)

Para Proteo

El deseo atrapado por la cola (1970), Pablo Picasso;
Antología de escritos sobre el arte (3 ts.) Paul Eluard;
El estructuralismo/, Nociones de estructura y génesis (con Lucien Goldmann) Jean Piaget;
La dinámica de los grupos, Jean Maissoneuve;
La sociedad, Theodor Adorno;
El inconsciente y el psicoanálisis, Jean-Paul Charrier;
Los modelos de la personalidad, Daniel Lagache;
Conflicto psicótico y realidad, Edith Jacobson;
El narcisismo primario, André Green;
El síndrome premenstrual, Katherina Dalton;
Filosofía y lenguaje, M. Merleau-Ponty;
¿Para qué sirve la literatura?, J. P. Sartre, S. de Beauvoir;
Cómo ser opulento (1967), George Mikes

Para Rodolfo Alonso

Charles Ives y su música (1971), Henry y Sidney Cowell

Para Losada

Pierrot, mi amigo/, El problema/, Los hijos del viejo Limon (1972), Raymond Queaneau

Para Siglo XX (Alianza Ed. (Madrid)

Yo, Claudio/, Claudio el Dios y su esposa Mesalina/, La hija de Homero, Robert Graves

Para Granica

El problema del inconsciente, F. V. Bassin;
Odio a mis padres, Anita Stevens, Luci Freeman;
Pic (1972), Jack Kerouac;
La educación sexual en la escuela primaria y secundaria, H. F. Kilander;
Psiquiatría y poder, Giovanni Berlinger;
Psicología social de las relaciones de raza, Leonard Bloom;

Para Orión

El Decamerón (cuentos), Bocaccio;
El doble, Otto Rank;
Cuentos/, Un yanki en la corte del Rey Arturo, Mark Twain;
Cuentos, Oscar Wilde;
Cuentos, Katherine Mansfield;
Cuentos, G. K. Chesterton;
Cuentos, H. de Balzac;
Cuentos, Jack London;
Cuentos, D. W. Lawrence;
Malleus maleficarum, Kramer y Sprenger

Para Fausto

Tifón/, Lord Jim/, El negro del Narciso, Joseph Conrad;
El monje (1975), Matthew G. Lewis;

Para Corregidor

La versión de Jeremy/, La casa del oruga solitario/, Cabot Wright empieza, James Purdy;
El misterio del cuarto amarillo, G. Leroux;
Grandes escritores norteamericanos, Lewis Leary;

Para Javier Vergara

El verano del lobo rojo, Morris West;
Fist (1978), Joe Eszterhas;
Acto final/, Huye por tu vida/, La reina de los portaaviones/, El verano de la española/, La muerte vino cantando/, Noche de estreno (1979)/, Una corona para el muerto (1979)/, Grave error (1979)/, La muerte de un payaso (1980), Ngaio Marsh;

Para Sudamericana – McMillan

Diccionario Atlantic (bilingüe), Floreal Mazía- P. Dudgeon

Para Grupo Editor de Buenos Aires

Decididamente, tal vez, A. y B. Strugatski

Para Cosmos

En la orilla salvaje (1972), Boris Polevoi

Para Ed. Pueblos Unidos, Montevideo

Breve historia de la filosofía china, Hou Wei-Lu;
Coplas de Li Yu-Tsai y otros relatos, Chao Shu-Li;

Para Palestra

Las 60 familias norteamericanas, Ferdinand Lundberg;
Una perspectiva de paz, John D. Bernal;
¡Basta de guerras!, Linus Pauling;
La ficha de bronce, Upton Sinclair;

Para Frecuencia

El sueño eterno de los muertos, Bevis Winter;
El cadáver no fue negocio/, El estrangulador incansable, Hampton Stone;

Para Eudeba

El panafricanismo, Phillippe Decraene

Para Cultura

La infancia de Nikita, A. Tolstoi

Para Anesa

El poder, los hombres y sus enfermedades (1978), Accoce y Rentchnick

Para Futuro

Los cosacos (1947), Maurice Hindus

Para Tekné

Teilhard de Chardin, Ernest Kahane

Para ETC

A todo riesgo/, Alias "Ho", José Giovanni;
Un gato del pantano (1974), David Goodis;

Para Ed. Pedagógicas

Vanina Vanini y otros relatos (1980), Stendhal

La información y fotografía para esta entrada fueron suministradas por la poeta y traductora Ana Mazía, a quien el Club de Traductores Literarios de Buenos Aires agradece muy especialmente.

4 comentarios:

  1. Para Cartago tradujo El Capital

    ResponderEliminar
  2. También tradujo la biografía de Mahler escrita por Quirino Principe y editada por Javier Vergara.

    ResponderEliminar
  3. Pues no puedo juzgarlo por otros trabajos, pero la traducción de P.D. tu gato está muerto es deplorable.

    ResponderEliminar
  4. Tal vez, su traducción más conocida sea el Yo Claudio de Robert Graves, para Sudamericana. Es buena, pero se ha quedado muy anticuada.

    ResponderEliminar