viernes, 29 de abril de 2016

Datos concretos para quienes deseen conocerlos


A continuación, se ofrecen algunas respuestas a las preguntas más frecuentes surgidas entre el público a partir de la solicitada impulsada por el Club de Traductores Literarios de Buenos Aires.

¿Cuántos certificados oficiales de evaluación del castellano existen?
Hasta hace muy poco, dos: el CELU (Certificado de Español Lengua y Uso; ver http://www.celu.edu.ar/es), de la Argentina, y el DELE (Diploma de Español como Lengua Extranjera; ver http://www.dele.org/espanol/), de España. A ellos, a través del Instituto Cervantes, ahora se ha sumado el SIELE (Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española; ver https://siele.org/).

¿Por qué son oficiales?
El CELU y el DELE porque están avalados por el Ministerio de Educación de la Argentina y por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España, respectivamente.
Consultado el sitio del SIELE, en ninguna parte se menciona que se trata de un certificado oficial.

¿Por qué son certificados internacionales?
En el caso del CELU, porque se puede rendir en 11 países: la Argentina, Brasil, Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Austria, Israel, Irán, Tailandia y Singapur.
En el caso del DELE, porque se pueden rendir en los centros del Instituto Cervantes del mundo entero.
En cuanto al SIELE, por el momento su internacionalidad se vincula con las tres universidades que lo apoyan (la de Salamanca, la UNAM y la de Buenos Aires), razón por lo que apenas es una expresión de deseo de su propia publicidad.

¿Cuál es la proporción de certificaciones en cada sistema?
El DELE lleva certificados a unos 600.000 postulantes.
El CELU, apenas a unos 6.000.  
El SIELE, todavía a ningún postulante

¿El SIELE anula a los otros certificados?
No, pero al ser digital y estar impulsado por el Instituto Cervantes y Telefónica de España, el SIELE probablemente tenga un alcance comercial mayor. Por otra parte, los exámenes españoles exigen a las universidades y centros donde se toma una exclusividad que el CELU no reclama. Se aclara además que el CELU jamás trató de desalentar a otros países para evitar que crearan sus propias certificaciones, mientras que en el caso de España, el Instituto Cervantes intentó de todas las formas posibles desalentar la iniciativa de la Argentina.

¿Por qué España tiene dos certificados y no uno que unifique al DELE y al SIELE?
Por razones estrictamente comerciales.

¿Cuánto dura la certificación?
Tanto el CELU como el DELE certifican una sola vez y sin límite temporal.
El SIELE, en cambio, certifica apenas por dos años. Al cabo de ese tiempo, se necesita una nueva certificación, por lo que el examen debe volver a rendirse.

¿Cuánto cuesta el examen?
En el caso del CELU, el precio de examen varía de acuerdo con el país. Así, cuesta $ 500 (pesos argentinos; vale decir, 30,67 euros) en Argentina, R$ 160 (reales; vale decir 42,53 euros) en Brasil y € 80 (euros) en Europa.
En el caso del DELE, el precio del examen depende del nivel y del país en el que se inscriba el postulante. A modo de ejemplo, en España cuesta 108, 124, 160, 188, 197 o 208 euros, según el nivel que se elija.
En el caso del SIELE, el precio depende de la modalidad de examen que se elija y del país donde se haga el examen. Por caso, en la modalidad SIELE GLOBAL para la Argentina cuesta 145 euros; para España, 155 euros; para Alemania, 165 euros, etc.

¿Cuándo se integró la UBA al consorcio de universidades que promueven el SIELE?
La fecha oficial no es clara porque el anuncio se hizo el 17 de marzo pasado con el marco del Congreso de la Lengua de Puerto Rico, pero en realidad la votación del Consejo Superior tuvo lugar el 30 de marzo (vale decir, trece días después del anuncio, cuando en teoría no se sabía el resultado de la futura votación).

¿Participaron los especialistas argentinos en la decisión?
No. Los miembros del consorcio de 37 universidades argentinas que constituyeron el CELU no fueron consultados. Durante la votación en la UBA, las Facultades de Filosofía y Letras –principal interesada y la única con especialistas idóneos–, Ciencias Sociales y Ciencias Exactas se opusieron al SIELE, que finalmente fue votado por contadores, veterinarios, médicos, ingenieros y farmacéuticos.

¿Se trata de un papelón internacional?
Absoluta y definitivamente, sí, y en algún momento las actuales autoridades de la UBA deberán responder por ello. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada