lunes, 23 de mayo de 2016

Ojo al piojo: hoy comienza la Segunda Semana del Libro Argentino en Barcelona

Librería Calders, Barcelona
El  21 de mayo pasado, Silvina Friera publicó en Página 12 una entrevista con Andrés Ehrenhaus, a propósito de la Segunda Semana del Libro Argentino que, desde hoy, se celebra en Barcelona.

Mundos enlazados por palabras

La fascinación de intercambiar experiencias entre distintas generaciones vuelve para consolidar un proyecto que conecta las vibraciones de mundos enlazados por los hilos hospitalarios de la lengua y las palabras. La Segunda Semana del Libro Argentino en Barcelona, que comenzará el lunes 23 de mayo y terminará el próximo sábado, regresa al mismo hogar donde nació el año pasado: la librería Calders, ubicada en el barrio de Sant Antoni, un espacio cálido donde mucho antes de que llegaran los libros, los escritores y lectores había una fábrica de botones. La programación desplegará un homenaje a Juan Gelman –en Barra/Llibre, otra librería que se incorpora a la movida–, una sesión dedicada a “los argentinos del boom”, en torno al libro de Xavi Ayén Aquellos años del boom (RBA), quien conversará con el destacado crítico argentino Ernesto Ayala-Dip, que vive en Barcelona desde 1970. Andrés Neuman y Edgardo Dobry leerán sus poemas; Matías Néspolo y Milo Krmpotic presentarán Muñeca maldita, novela de Eduardo Hojman, y la antología de relatos breves Volverás y serás rubia (Premio El Laurel), ambas publicadas por Librooks. También se presentará el libro Ana Postigo, ¡cómo bailamos!, sobre los míticos jueves de la milonga de Cochabamba 444. “La continuidad significa la confirmación de una propuesta nueva y cercana de difusión de la cultura y la edición independiente argentinas en un mercado habituado a bailar al ritmo que imponen los grandes grupos”, cuenta el escritor y traductor argentino Andrés Ehrenhaus a Página/12.

“El libro argentino siempre ha despertado la curiosidad del público barcelonés, no tanto porque aporta autores nuevos como porque propone una manera propia de editar, capaz de apostar por la poesía, por la narrativa breve, por el ensayo político o literario de calidad, y que ocupa con frescura y creatividad los nichos que precisamente desatienden los conglomerados editoriales. En ese sentido, confluye con la edición en catalán, que busca nuevas maneras de hacer, y con las nuevas editoriales independientes que surgen sin parar en España, sobre todo fuera de las grandes metrópolis. La idea es aprovechar ese interés y esa confluencia para ampliar también el mercado de lectores”, explica Ehrenhaus desde Barcelona, ciudad a la que llegó en 1976, como otro joven militante político exiliado por la última dictadura cívico-militar. “Para esta edición hemos decidido centrar la atención en libros y autores concretos y abrir la participación a editoriales locales que publiquen a autores o temáticas relacionadas con la Argentina. Si la primera edición estaba concebida más como un muestrario amplio del panorama de la edición independiente, para esta hemos dado paso a las iniciativas concretas”, compara el autor de Un obús cayendo despedaza (2014), Tratar a Fang Lo (2007) y La seriedad (2001), entre otros títulos.

“El grueso de las actividades recaerá nuevamente en la librería Calders, pero este año se incorpora otra librería independiente, Barra/Llibre, del barrio de Sants, que es además donde se hará el cierre de la Segunda Semana, el sábado a la hora del vermú, con el homenaje a Gelman y un recital de tangos. Nuestra idea es que se vayan incorporando libremente otros espacios e incluso instituciones, y esperamos que la Tercera Semana marque el despegue definitivo de la propuesta, para que el efecto difusor sea aún mayor y más participativo. Y por supuesto habrá presencia, aunque no en formato feria, de numerosas editoriales entre las cuales se cuentan las que ya son parte habitual de la oferta de la Calders y Barra/Llibre: Caja Negra, La Bestia Equilátera, Adriana Hidalgo, Eterna Cadencia, El Zorro Rojo, Paradiso y Gog y Magog”, enumera Ehrenhaus, y menciona especialmente “las clásicas e inigualables empanadas del bar El Laurel” como extensión culinaria del menú fraternal entre las dos orillas. “Esta iniciativa es totalmente independiente, se hace a pulmón, sin financiación específica ni subvenciones de ninguna índole –aclara–. Quienes participan, difunden, actúan, presentan y ponen su grano de arena lo hacen por amor al arte y a los libros. De algún modo, éste es uno de los atractivos de la propuesta, porque garantiza la independencia de contenidos y estimula la participación abierta. Desde ya, las puertas están abiertas para quienes deseen participar y contribuir a que la Tercera Semana sea aún más apasionante que esta”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada