miércoles, 27 de julio de 2016

No sólo de raclette y chocolate viven los traductores

Julia Ann Stüssi

La noticia apareció el 20 de junio pasado en el diario Excelsior, de México, con firma de Andrea Meraz. Según la bajada del artículo, Suiza busca sellos editoriales que ayuden a consolidar su proyecto de traducciones.

Suiza será hispánica, a través de plan editorial

Suiza quiere que sus escritores contemporáneos cautiven al público de habla hispana. Por ello, a través de su embajada en México busca traductores y editoriales que contribuyan a consolidar este proyecto.

En entrevista con Excélsior, la agregada cultural de dicha representación diplomática, Julia Ann Stüssi, detalló que son doce los textos a traducir de diferentes lenguas como alemán, francés, italiano y romanche.

“Pueden ser novelas, poesía, o cualquier tipo de literatura. Son libros escritos en diferentes idiomas pueden ser en cuatro idiomas porque los tenemos como oficiales”, dijo.

Mañana, en una dinámica lúdica, los autores elegidos por la Fundación Suiza ProHelvetia para ser promovidos en el extranjero serán traducidos por 12 personas durante cinco minutos en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia. En el acto participarán tres traductoras mexicanas.

“Se trata de un instrumento de promoción que hace esta fundación cada año para que la gente pueda enterarse de lo que hay actualmente; solamente es una inspiración, un servicio de información que damos”, explicó.

Los autores son Martin R. Dean, Michael Fehr, Katharina Geiser, Massimo Gezzi, Dagny Gioulami, Dana Grigorcea, Max Lobe, Dunia Miralles, Antoinette Rychner, Ruth Schweikert, Monique Schwitter y Ulrike Ulrich.

Además de los 12 libros suizos recomendados para su traducción, se hablará de las oportunidades que brinda el país helvético para obtener becas; incluso, editoriales y traductores, sin importar la cantidad, podrán colaborar traduciendo diferentes libros no sólo de literatura contemporánea sino también clásica.

“Vamos a hablar de las posibilidades para editoriales y traductores mexicanos de obtener dinero de Suiza. Significa que hay becas. Hay una beca para quienes desean traducir la literatura por razones de promoción”, mencionó.

Para estas becas el traductor sólo debe tener un contrato con una editorial, es la única condición. Y en el caso de la editorial tienen un proceso para saber si el trabajo será profesional.

“Ahora que se tiene un enfoque para Latinoamérica, se eligen cuatro traductores latinoamericanos cada año para estas becas”, manifestó.

En opinión de Julia Ann Stüssi, en la relación cultural entre México y Suiza hay bastantes mecanismos de cooperación. Recalcó que el primer país no europeo de tener coproducciones en el cine es precisamente el nuestro.

“También en el ámbito de las películas tenemos un acuerdo de coproducción que se está haciendo ahora mismo y se va a firmar. Es algo muy especial, porque Suiza tenía coproducción en el cine con países de Europa”, comentó.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada