miércoles, 24 de agosto de 2016

Una encuesta para periodistas (III)

Tercer día de la encuesta para periodistas, a propósito de usos y costumbres a la hora de referirse a las traducciones en los medios para los que trabajan.

Una encuesta para periodistas (III)

Eduardo Sabugal
(Crítica, Benemérita Univerisdad Autónoma de Puebla, México).

1) ¿Cuál es la proporción aproximada de textos traducidos que se comentan en el medio para el que escribe?
Sin ser exactos, calculo que un 40%

2) ¿Se consigna en la nota el nombre del traductor?
Sí, siempre.

3) ¿Se detiene alguna vez a comentar la tarea del traductor? Si sí, ¿en qué términos?
Sí, desde el punto de vista de los estudios literarios. En ocasiones la glosa a la traducción es comparativa, con otras traducciones y/o pertinencia de las traducciones en relación al estilo y cosmovisión del autor o bien respecto a aspectos contextuales de la obra en relación a la cultura de origen y la cultura hacia la cuál fue traducida. Particularmente creo que el director de la revista Crítica, Armando Pinto, es muy cuidadoso con las traducciones que se publican en la revista (él mismo es traductor) y por lo mismo son sometidas a un dictamen riguroso.

Diana Fernández Irusta
(Enfoques, La Nación – Argentina)

1) ¿Cuál es la proporción aproximada de textos traducidos que se comentan en el medio para el que escribe?
Me resulta difícil hacer un cálculo medianamente preciso. Sin duda, se utilizan muchos textos traducidos. Pero, en especial en lo que hace a literatura e investigación social, en todos los números de Ideashacemos referencia a numerosos trabajos de autores locales.  Depende del número: a veces hay equilibrio entre locales y traducidos; en ocasiones la balanza se inclina hacia unos u otros. Fluctúa.

2) ¿Se consigna en la nota el nombre del traductor?
En las fichas que acompañan las reseñas siempre se consigna el nombre del traductor. Al interior de las notas, a veces sí (por lo general, cuando esa traducción tiene alguna característica excepcional), a veces no. En las notas que no tratan temas de literatura, muy rara vez.

3) ¿Se detiene alguna vez a comentar la tarea del traductor? Si sí, ¿en qué términos?
Cuando se hace referencia a algún texto en artículos sobre temáticas sociales o tendencias culturales, no se comenta la tarea del traductor. Pero sí se lo hace, por ejemplo, en artículos que tratan sobre el ocasional auge de alguna literatura extranjera; en ese caso, se suele mencionar (incluso, entrevistar) a los traductores que forman parte del fenómeno. En las reseñas, por lo general, se hace referencia al trabajo del traductor cuando tiene algún rasgo excepcional.

Diego Erlan
(Ñ – Argentina)

1) ¿Cuál es la proporción aproximada de textos traducidos que se comentan en el medio para el que escribe?
–No hice un estudio pero sospecho que es un 50/50.

2) ¿Se consigna en la nota el nombre del traductor?
–Siempre intento que se consigne si el libro analizado es de narrativa o poesía.

3) ¿Se detiene alguna vez a comentar la tarea del traductor? Si sí, ¿en qué términos?
–Comento la tarea del traductor si por algún problema con la traducción, tiene que contextualizarse o si el texto pudiera tener otra lectura a partir de la forma en que está traducido. Por último, si el trabajo que hizo el traductor resulta notable o un desafío particular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada