martes, 30 de agosto de 2016

Una encuesta para periodistas (VII)

Séptima entrega de la encuesta para periodistas, realizada por el Club de Traductores Literarios de Buenos Aires.

Una encuesta para periodistas (VII)

Beatriz Vignoli
(Rosario 12 – Argentina)

1) ¿Cuál es la proporción aproximada de textos traducidos que se comentan en el medio para el que escribe?
–El medio es Rosario/12 y la proporción es ínfima considerando que como se trata de un suplemento local, la política editorial de la sección Cultura (que comparto y apoyo) consiste en centrarse en autores, editoriales o presentaciones locales, que en su mayoría están en idioma castellano. Pero afortunadamente para la visibilidad de la tarea de traducir, a veces aterrizan en la redacción ediciones bilingües, que me ocupo de reseñar. Los otros idiomas fueron, en un libro (Lenguaje, de Liliana Ancalao, Mario Castells, Juan Chico, y Lecko Zamora, editado por el Festival de Poesía de Córdoba en 2015), los idiomas americanos mapuzungun, guaraní, qom y wichí; en otros cinco, lenguas europeas (en tres, el italiano; en uno, el francés y en otro, el inglés).

2) ¿Se consigna en la nota el nombre del traductor?
–Siempre. Y también en el raro caso de que el autor se traduzca a sí mismo. Y siempre pongo especial cuidado en consignar en qué dirección y sentido se hizo la traducción, es decir, de qué idioma a qué idioma. A veces el castellano no es el idioma de llegada sino el de partida, como cuando un autor aborigen escribe en castellano y este original es traducido a su lengua originaria (americana u otra). A veces escribir un texto original en un idioma extranjero le sirve al poeta hispanohablante para investigar esa otra lengua por alguna razón (es la lengua olvidada de la infancia, como el italiano y el ripalimosano en dos libros de María Lanese, o la adquirida en un viaje, como el francés en un libro de Ariana Daniele); en estos casos suelen mezclarse la ¿alotraducción? y la autotraducción, o los sentidos de ida y vuelta en un mismo libro, y nada de esto es un detalle menor. 

3) ¿Se detiene alguna vez a comentar la tarea del traductor? Si sí, ¿en qué términos?
–Sí, y en un caso lo hice en términos muy elogiosos; se trataba de versiones de poesía italiana contemporánea (Milo de Angelis y otros) por dos traductoras rosarinas, Elena Tardonato y María Cecilia Micetich. De Elena Tardonato también comenté su versión de un cuento de Samuel Beckett, "Dante y la langosta", que ella tradujo del inglés e incluyó en su libro de ensayos El canon dantesco en la literatura inglesa. Cuando no dispongo del original o éste está en un idioma que desconozco, me guío por criterios prosódicos (fluidez, musicalidad) o idiomáticos (i.e., que nada "suene a traducción"). He aprendido que siempre y en lo posible lo mejor es no sólo leer los textos sino además hablar con el traductor, entrevistarlo y escuchar su experiencia de trabajo. Sobre todo porque en estas ocasiones (de Angelis et al y Beckett) las traductoras fueron las protagonistas de mi reseña.

También quiero aclarar que el objetivo de mis reseñas actualmente no es tanto la lectura crítica (que es un poco esto, pero no cuento con todos los factores necesarios para darle un nivel académico) sino informar sobre lo que se hace en mi provincia y acercarle más lectores, en lo posible dando espacio a la voz de autores, editores o traductores: mucho más que mencionarlos.

Ioran Melcer
(Alaxon, Israel)

1) ¿Cuál es la proporción aproximada de textos traducidos que se comentan en el medio
–En el contexto de ALAXON (http://www.alaxon.co.il), la revista online que dirijo, diría que se trata del 50-60%.

2) ¿Se consigna en la nota el nombre del traductor?
–Desde que asumí el cargo de editor, sí, pero antes no se acostumbraba.

3) ¿Se detiene alguna vez a comentar la tarea del traductor? Si sí, ¿en qué términos?
Sí, hemos publicado varios textos cortos sobre la tarea del traductor, incluso por nuestro traductor del inglés, así como algunos que escribí yo. Es un tema recurrente, que nos seguirá ocupando.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada