lunes, 1 de agosto de 2016

Un inédito de Fabio Morábito

A nadie escapa que Fabio Morábito es un tipo de genio. Quien lo dude puede recurrir a su excelente poesía y a sus magníficos cuentos, aunque también los ensayos y las traducciones son una buena referencia, como lo demuestran los textos de Lengua materna y su espléndida versión de la poesía completa de Eugenio Montale, en Galaxia Gutenberg. Por otra parte, ya sesentón, se ha vuelto generoso. Acaso por ello envía a este blog un texto inédito que mucho le agradecemos.

Versschmuggel

El poeta A y la poeta B hablan y escriben en dos lenguas diferentes. Ni A habla la lengua de B, ni B la lengua de A, pero cada uno se ha comprometido a traducir un puñado de poemas del otro. Para ello, se comunicarán entre sí a través del intérprete C. Cabe aclarar que tanto A como B han traducido anteriormente poesía y aquellos que han leído sus traducciones opinan que son muy buenas, pero ésta es la primera vez que intentan hacerlo de un idioma que no conocen, valiéndose de un intérprete. Nerviosos, se miran y sonríen. El intérprete C también sonríe. En realidad no ha sonreído, como suponen A y B, sino que acaba de traducir las sonrisas de A y B. A continuación, la poeta B tiene un ataque de tos, y C empieza a toser, traduciéndole a A la tos de B, y cuando A estornuda, C estornuda también. A y B se dan cuenta de lo que ocurre y se miran preocupados. Puntilloso, C se preocupa como ellos, incluso más, puesto que está traduciendo no una, sino dos preocupaciones. A y B, ahora asustados, se levantan de la mesa. C se levanta dos veces. A y B empiezan a gritar. C grita en seguida, el doble de fuerte. A y B corren a la ventana, la abren y piden auxilio, cada uno en su idioma. C, junto a ellos, traduce ambas peticiones de auxilio. A y B, a punto de enloquecer, se tiran al vacío. C, meticuloso, sabe que no podrá tirarse dos veces, por lo que opina que ese pasaje es intraducible, cierra la ventana y regresa a sentarse. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada